Está claro que a todo el mundo le encanta tener el pelo cuidado, suave e hidratado. Pero esto no se hace por sí solo, nuestro cabello necesita de unos cuidados para que se vea como realmente queremos. Con estos sencillos trucos tu pelo brillará con luz propia.

USA UN PROTECTOR TÉRMICO.

El uso de planchas, tenacillas o secadores provoca en nuestro cabello una pérdida de elasticidad, hidratación natural y normalmente este se vuelve quebradizo. Es por ello que en la medida de lo posible hay que evitar el uso excesivo de estos anteriores, pero cuando se usen, aplicar un buen protector de cabello que logre que nuestro cabello esté a salvo de todos los agentes nocivos.

PRODUCTOS SIN SILICONAS Y PARABENOS.

Elegir productos específicos para nuestro tipo de cabello es primordial, no conseguiremos nuestro objetivo si tenemos el pelo fino y seco con productos para pelo rizado, por ejemplo. Una vez hayamos elegido los productos que nuestro cabello necesita, deberemos eliminar aquellos en los que las siliconas y los parabenos están presentes. Una opción muy a tener en cuenta son los productos 100% naturales (pincha aquí)

CADA CABELLO TIENE UNA NECESIDAD.

Hay cabellos que necesitan ser lavados cada día y otros con menos asiduidad. Lavar el cabello a diario produce sequedad al perder con el agua sus aceites naturales, por lo tanto si tu cabello es seco, el lavado diario será completamente contraproducente.

HIDRATA TU CABELLO DE MANERA EXTENSA UNA VEZ POR SEMANA.

Dale a tu cabello ese extra de hidratación a la semana. Mímate y dedica un día donde no vayas a hacer muchas cosas a cuidar tu pelo en profundidad. Las mascarillas hidratantes puedes aplicarlas desde el punto de la mañana y retirarlas pasadas unas horas. Notarás ese extra de hidratación al instante.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE E HIDRATACIÓN INTERNA.

Pelo-hidratado-con-alimentacion-sana